ACTUALIDAD

‘Soy su silencio’, el thriller barcelonés protagonizado por una psiquiatra bajo terapia

Llega la nueva obra de Jordi Lafebre, quien se sumerge en una absorbente trama con familias de clase alta, ambición y crímenes con la Ciudad Condal de fondo

Eva no es una psiquiatra cualquiera. Y no solo porque ella misma se encuentre bajo terapia, insistiendo en fumar en la consulta de su colega Llul y manteniendo con él un pulso sobre quién saca información a quién. Joven, abundantemente tatuada, con una capacidad para calar a las personas de un vistazo solo comparable a su poder de seducción, ha tenido una vida más o menos problemática, pero solo ahora puede decirse que está metida en un buen lío: acusada de asesinato. Así es la protagonista de Soy su silencio, la nueva obra del maestro de la viñeta Jordi Lafebre, y que acaba de ver la luz en NORMA Editorial. Además, estará disponible en una edición en catalán y en castellano.

Aunque la acción se desarrolla en la ciudad natal del autor, Barcelona, el drama de Eva comienza cuando Penélope, una de sus clientas preferidas, la invita a pasar un par de días a su finca familiar. El motivo es que la abuela de la chica va a reunir a toda la familia y a algunos socios y amigos para leerles su testamento, y su presencia allí puede ser tranquilizadora. Sin embargo, la bienvenida que recibe en Can Monturós no es precisamente cordial, en especial por parte del barbudo y atractivo Francesc Monturós, con quien choca de inmediato. También lo hará con la esposa de éste, la altiva Natalia, y con Josep, otro dominante tío de Penélope, con el machista y prepotente Joan… 

En todo caso, la situación empezará a ponerse de veras fea cuando aparezca el cuerpo sin vida de Francesc Monturós, y el nombre de Eva aparezca en los informes policiales como principal sospechosa. Entonces no tendrá más remedio que salir del apuro con la ayuda de su chispa natural y de las voces que la acompañan siempre: la de su abuela, la de su tía abuela Dolores, víctima de un marido torero, y la de otra tía abuela miliciana, muerta en la Guerra Civil.

Conocido por sus brillantes colaboraciones con el guionista belga Zidrou (Los buenos veranos, La Mondaine, Lydie, La anciana que nunca jugó al tenis y otros relatos que sientan bien), así como esa joya de la novela gráfica que es la multipremiada Carta blanca, Jordi Lafebre vuelve a dar muestras de su condición de genial contador de historias en esta absorbente trama que mezcla psiquiatría, enología, mitología y misterio, y además lo hace con un humor irresistible. 

En una entrevista con el portal Gráffica, Lafebre desvelaba su secreto para crear personajes en estos términos: “El personaje está ‘ahí’; mi trabajo es captarlo como una antena. Suena un tanto metafísico per es mi disposición a la hora de plasmar un personaje en imágenes. Suelo dejar que venga solo, a partir de lo que me sugiere una frase del texto, o algún recuerdo. Supongo que la ‘fuente de inspiración’, para intentar responder la pregunta de una forma un poco más ordenada, es ‘todo a la vez y nada en concreto’”. No sabemos a ciencia cierta de dónde ha salido Eva. Pero sí que ha llegado al cómic para dar grandes alegrías a los lectores.

12 de febrero de 2024

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más informaciónaquí