Comunicación y planificación

¡Hola de nuevo!

¡Menuda semana llevamos! El viernes pasado Lolita anduvo en el XIII Encuentro del Cómic de Sevilla y este fin de semana estuvimos en el Expocómic de Madrid. Muchas gracias a los que os pasasteis a las firmas y esperamos que os gustara el póster que regalamos. La verdad es que fue muy agradable charlar con vosotros y además ocurrieron peripecias tan absurdas como ver a un Superman con peluca afro bailando con un Domo-kun delante de nosotros durante una canción entera xD Gracias Diego por pasarte por aquí también ¡y muchas gracias a todos por los ánimos! Esta semana la cosa ha avanzado un poco menos entre viajes y demás, pero poco a poco seguimos adelante. ¡Ya tenemos el primer capítulo abocetado al completo y las primeras páginas del segundo! Aún queda mucho trecho por delante pero es un comienzo.

La semana pasada hablamos de que teníamos en mente hacer un livestream para que pudierais ver dibujar a Lolita en directo y en tiempo real aunque el principal problema estaba en poder avisaros. Con el livestream podréis ver la pantalla que ve Lola cuando está dibujando y amenice el rato con la musiquilla que se pone mientras trabaja xD Por ahora vamos a avisar vía facebook y twitter de cuándo Lolita se ponga con ello. De todas formas, también intentaremos avisar de algún live con más tiempo, a ver si os gusta este experimento.

El tema de hoy no tiene nada que ver con el dibujo. Más que nada porque quien escribe (Miguel) el día que repartieron las habilidades para dibujar debía estar silbando y en la parra… Creo que incluso sería incapaz de calcar un Cuttlas XDD. Bueno, que me desvío… el tema del que vamos a hablar hoy es la comunicación entre el guionista y el dibujante y cómo nos estamos planificando para realizar el tomo.

Lo cierto es que trabajar en un tándem guionista/dibujante parece a priori algo muy atractivo para ambas partes pero trae consigo una serie de problemas que hay que solventar mediante un método de trabajo, empatía y conocimiento de la otra persona con la que trabajas. Cuanto mejor sea cualquiera de ellos, menos necesitarás de los demás. Y si además tenemos mucha empatía, conocemos muy bien a la otra persona y tenemos un buen método de trabajo más fácil será conseguir un manga que satisfaga a ambos.

Desde mi punto de vista (Lola probablemente no lo comparta), para un dibujante trabajar con un guionista para hacer una historia debe ser un recurso a tener en cuenta solo cuando se tenga la certeza de que crear historias no se te da bien. Siempre es mejor tratar de intentarlo con historias propias y, si se ve que la cosa no funciona, intentarlo con otra persona haciendo la historia. ¿La razón? Trabajar con alguien a la hora de hacer algo personal implica introducir un criterio diferente al propio. Además, un guionista crea el universo y tiene las escenas en la cabeza de una forma determinada por lo que lo más probable es que anteponga su criterio al del dibujante. Por eso, hace falta un cierto conocimiento mutuo para que la cosa funcione bien ya que muchas veces meterte en el guión de otra persona es asumir que vas a trabajar sobre lo que ha imaginado esa otra persona. Que surjan discusiones es normal, por eso es recomendable un grado de madurez y de confianza considerables por ambas partes.

Cuando no se trata de un contrato de «alquiler», donde una editorial te entrega un guión de otro y en el que el dibujante ejerce solo de mano ejecutora, y se trata de dos personas las que se unen para crear un manga juntos, lo primero que hay que tener es consideración por tu compañero. Conocer qué cosas le gustan más, en qué estilos se siente más cómodo y que tipo de argumentos le gusta contar. Como guionista de Lolita, yo siempre intento que mis historias estén dentro del universo de cosas que le atraen, utilizando sus matices estéticos y sacrificando cosas que me gustan más a mí de otra manera. Ella, como dibujante, hace también lo mismo, muchas veces sacrifica cosas que le gustaría hacer para ajustarse más a mis gustos y criterios. Eso no quita que tengamos nuestros momentos en el que nos damos caña y nos llamamos de todo pero, al final, acabamos sacrificando un poco para que la cosa quede en un lugar que sea cómodo para ambos. Todo esto es lo que incumbe a la empatía y a conocer a la otra persona.

Luego está el método de trabajo. El mayor problema para un guionista es que el dibujante no está en su cabeza. Conseguir que las escenas se desarrollen exactamente como uno piensa es prácticamente imposible por una cuestión de comunicación: es muy difícil hacer llegar el mensaje al dibujante de forma totalmente fidedigna a como nosotros tenemos en la cabeza de la misma manera que un texto es interpretado de muchas maneras distintas por cada persona que la lee.

Hacer un guión para un cómic no tiene nada que ver con un relato o una novela. Es más, alguien que escriba bien no tiene necesariamente por qué ser buen guionista. A la hora de escribir de forma literaria se poseen todos los recursos narrativos y se usan a tu antojo, sin embargo, como guionista en un cómic, en ese rol entra en juego el dibujante y el nivel de libertad creativa que tenga este en el proyecto. A la hora de crear el primer bosquejo de la historia partes del mismo punto: crear un argumento con un comienzo, un nudo y un deselance funciona de la misma manera salvo por las cuestiones de extensión de la historia. También es igual cuando se desgrana la acción por escenas pero, cuando uno acude al detalle, todo cambia.

Una vez tenemos previstas cómo van a ser las escenas de nuestra historia, hemos de hacer todo lo posible por que nuestro dibujante comprenda qué queremos contar pero también cómo queremos contarlo para que así pueda usar los recursos que tiene. Tras pasarle el guión al dibujante y que este lo haya leído, es recomendable hablar sobre él y que te cuente lo que ha entendido. Incluso en esa conversación incluir un primerísimo y embrionario boceto con palotes infames sobre el que sea fácil de corregir las cosas y que acaba por convertirse en Storyboard. A continuación podéis ver el de la página 9, justo la siguiente a lo que pudisteis leer en Misión Tokyo.

los palotes de Lolala página abocetada

Hay varias maneras de pasarle el guión al dibujante… en realidad hay tantas como relaciones guionista-dibujante. Vamos a por tres formas así un poco random que he probado alguna vez:

Estilo Guión cinematográfico: En cada página, se incluye el número de viñetas que se desea y luego se detalla viñeta por viñeta con todo detalle planos, tiros de cámara, elementos en el escenario, tonos de voz, diálogos y emociones. Por ejemplo sobre la página 9 que habéis visto sería:

Página 9.
5 viñetas en 3 líneas. Linea superior: 2 viñetas. Linea central en proporción 2/4: 1 viñeta en splash. Línea inferior: 2 viñetas

Linea superior viñeta 1: Viñeta alargada en vertical que invade la línea central. A sangre por el lado superior. Primerísimo Primer Plano (PPP) Frontal.
Aparece la mitad de la cara de Alex con gesto compungido
Alex: Siempre hay un motivo para que acabes tratando mal a todo el que entra.

Linea superior viñeta 2: Viñeta sin marco. Plano medio (PM) Frontal.
Aparece Alex de espaldas y, junto a la estantería en la que estaba, Ulises también da la espalda a cámara en un ligero tres cuartos que permite verle parcialmente de perfil.

Ulises: Soy un tipo fácil de ofender.

Linea central: Splash Page sin marco. Plano General Corto (PGC) Frontal.
Alex aparece replicando a Ulises sin dar mucho crédito a lo que le dice. Se ve el global de la librería y en centro de la viñeta la puerta de la entrada en la que se recorta una sombra de Amelia que se dispone a entrar en escena.
Alex: Siempre igual.
Alex: Puede que a ti te dé lo mismo pero yo necesito el trabajo.

Un guionista tan importante como Neil Gaiman (Sandman, Stardust) trabaja en un estilo muy parecido a este aunque un poco menos radical. Su principal problema es que es esforzado para el guionista y coarta casi completamente la creatividad del dibujante. Requiere de conocimientos de los planos cinematográficos así como de los tiros de cámara. Permite un gran control sobre el detalle de la escena al guionista por lo cual te aseguras que la escena se dibuje muy parecida a lo que lo está en su cabeza.

Estilo Global: Se describe el espíritu de lo que se quiere contar en la página, dejando más libertad al dibujante para interpretar lo que pasa por la cabeza del guionista. Es más abierto, más impredecible y menos aburrido para el que dibuja. Sigue siendo importante incluir las sensaciones de los personajes y los elementos importantes que han de destacar en la página Por ejemplo, usando la misma escena de antes:

Página 9

Ulises y Alex siguen discutiendo tras la salida del beato. Alex se muestra compungida y preocupada, temiendo que la tienda siga sin funcionar y se quede sin trabajo. Sin embargo, Ulises se muestra como de costumbre un poco condescendiente.

Alex: Siempre hay un motivo para que acabes tratando mal a todo el que entra.
Ulises: Soy un tipo fácil de ofender.

Mientras la discusión continúa y Alex se enfada un poco más, una figura se perfila en la puerta de entrada.

Alex: Siempre igual.
Alex: Puede que a ti te dé lo mismo pero yo necesito el trabajo.

Presentamos a Amelia: empuja la puerta y lo primero que se ve es una bolsa con bollos y un café que esgrime al entrar en la librería.

Estilo Intermedio: Al igual que el global se incluye una descripción general de lo que sucede en la página pero se dan especificaciones más a fondo sobre algunas de las viñetas. Personalmente suelo usar una cosa más en este estilo, especificando más algunas viñetas que tengo claras en la cabeza y dejando otras más abiertas. Pongo el ejemplo:

Página 9:
Ulises y Alex siguen con la discusión tras la salida del beato de la librería. Empezamos con un Primerísimo Primer Plano de ella para destacar la preocupación y luego abre el plano para situar a ambos personajes en la escena.

Alex: Siempre hay un motivo para que acabes tratando mal a todo el que entra.
Ulises: Soy un tipo fácil de ofender.

En la central había pensado un plano hasta la cintura de Alex en Splash con la réplica a Ulises, ¿cómo lo ves?. Que tenga un poco de aire indignado. Que se vean las estanterías pero que la puerta esté en el centro porque tiene que notarse la silueta que se dibuja en ella: viene Amelia.

Alex: Siempre igual.
Alex: Puede que a ti te dé lo mismo pero yo necesito el trabajo.

Nos vamos a presentar a Amelia: Lo importante es que lo primero que entra en la tienda son los fulgurantes bollos y el café así que había pensado en un Plano Detalle de ellos. Pasamos a la siguiente página.

Los planos de las viñetas que están un poco menos claras los discutimos normalmente Lolita y yo en la «fase de los palotes» teniendo en cuenta cómo funciona mejor narrativamente. Para esa fase, nosotros usamos esta plantilla en la que distribuimos las páginas en parejas para hacer la previsión.

El espacio en blanco a la derecha para añadir apuntes y puntualizaciones que salen cuando hablamos del tema. Estas tres maneras de hacer el guión son las que he probado con ella y, por ahora, la última es la que mejor nos va funcionando. Eso no quita que en un mismo guión pueda haber páginas más en estilo cinematográfico cuando la escena está cristalina en la cabeza y otras más globales.

Una vez que se tienen los primeros capítulos guionizados, llega la hora de planificarse espacialmente en el tiempo para que, tanto el dibujante como el guionista puedan seguir avanzando cada uno por su camino. Al fin y al cabo, el guionista acabará mucho antes que el dibujante, por lo que mientras uno trabaja en los guiones que le ha escrito, el otro puede seguir avanzando hasta terminar. El guión siempre es bueno que esté sujeto a modificaciones si una vez van poniéndose palotes y bocetos se nota alguna carencia o requiere de algún personaje más que apoye la trama de alguna manera.

Cuando estábamos pensando cómo encarar el cómic, Lolita se planteó el hecho que quizás sería mejor abocetar el cómic entero y después entintarlo de una vez. 160 páginas son muchas páginas en las cuales se puede mejorar y se pueden pulir detalles que en un principio no se es consciente de ellos. Así que para no tener 50 páginas de una manera y 50 de otra, lo mejor es hacer las fases de un tirón.

A la hora de planificarse es muy importante ser consciente del paso del tiempo. Cuando se lleva un proyecto de largo recorrido, es muy sencillo que se pierda el concepto del paso del tiempo y del plazo que te queda hasta la entrega.

Para ello, nosotros lo que hemos hecho es ponernos el calendario que podéis ver a la derecha en el que nos marcamos objetivos y vamos tachando cada día que pasa para ver cómo el tiempo se nos va agotando y no dormirnos en los laureles. A la hora de planificar hay que ser sincero con uno mismo y ser consciente del tiempo real que nos tomará realizar cada página para poder calcular de forma consciente lo que nos llevará hacer el trabajo. Y lo más importante: hay que ser pesimista a la hora de tener en cuenta lo que se va a tardar. Es decir, si crees que algo te puede tomar entre una media de 3 a 8 horas, hay que ponerse siempre en el peor escenario. No es una cuestión de ser cenizos, es que es mejor tener tiempo de sobra si las cosas salen bien que andar ahogado si las cosas salen mal.

Otra cosa importante es tachar las semanas en las que consideramos que no vamos a poder trabajar. Por ejemplo, nosotros en breve tacharemos la semana de Navidades porque entre viajes y visitas familiares, probablemente no podamos trabajar apenas por lo que es mejor no tenerla en cuenta a la hora de contar con ese tiempo y, si podemos hacer algo, es trabajo que adelantamos.

Otro consejo es plantearse pequeños objetivos a corto plazo. Para nosotros tener listo El Hilo para el año que viene es el gran objetivo. Pero dicho así queda un poco abstracto y lejano. Es mejor ponerse pequeñas metas semanales que cumplir para motivarte y trabajar hasta alcanzarlas. Sirven para espolearte siempre que no acabes estresado por ellas y además te das las pequeñas satisfacciones de conseguir lo que te has propuesto.

Además de todo lo anterior, hay que también tener en cuenta que hacen falta días de descanso y no es conveniente trabajar en exceso cada día o se acabará uno quemando rápidamente. Lo ideal es mantener un horario de trabajo teniendo en cuenta también con la vida que lleve cada uno. Por ejemplo, si uno tiene las mañanas ocupadas por clases o el trabajo, lo ideal es dejarse tiempo para comer y no ponerse a trabajar directamente porque lo más probable es que no estemos todo lo concentrados que debiéramos. Trabajar unas mismas horas y mantener una rutina como si de un trabajo se tratara facilita las cosas si además también nos dejamos un poco de tiempo para nosotros.

———-

Vamos ahora a por las preguntas y sugerencias que nos han llegado a lo largo de la semana. Por una parte, alexanime nos sugiere que en un futuro hagamos tutoriales del Illust Studio y es algo que haremos en próximas entradas, así que a lo largo del año Lolita ira haciendo algo al respecto 🙂 Zéfira nos comenta que quiere conocer un poco más a los personajes del Hilo. Y ya que a Alex, nuestra prota, ya la habéis visto en acción hoy vamos a empezar con uno de ellos: Marc.

El Síndrome del Hilo Enredado - Marc

Marc es uno de los personajes más importantes de El Síndrome del Hilo Enredado. En las 8 primeras páginas solo le habéis visto un instante pero este chico de pelo rubio y ojos claros tendrá bastante que decir en el tomo. Marc es un chico de apariencia risueña y despreocupada pero su carácter verdaderamente se mantiene sobre un alto concepto de sí mismo. Al igual que Alex, disfruta escribiendo y además cree hacerlo bastante bien. Lleva tiempo presentándose a concursos y trabajando en una novela que le trae un poco de cabeza y que no termina de rematar.

Al mismo tiempo que parece alguien tranquilo y relajado, también suele ser un poco cínico y con tendencia a señalar los errores ajenos. Es alguien reflexivo, observador, de mente abierta, un poco desengañado con el género humano y con una personalidad bastante cerebral, que le da vueltas a todo y se pregunta los porqués de las cosas. Disfruta de los pequeños momentos como los paseos, un café humeante en buena compañía o una lectura, especialmente de la literatura más actual. Vive solo en un ático que pertenece a sus padres y trabaja en muchas pequeñas cosas para salir del paso aunque no tiene trabajo fijo. Es un melómano empedernido, le encanta el cine y uno de sus pecados es que pierde demasiado tiempo en Internet.

C.A.E nos pregunta: ¿Cuál es el otro cómic que va a sacar Lola? ¿Y de qué editorial? Lolita se presentó a otro concurso poco antes de mandar el proyecto de El síndrome del hilo enredado a Norma. Era el concurso Desencaja organizado por el Instituto Andaluz de la Juventud. La obra se titula El Hogar de los Juguetes Rotos y cuenta la historia de un muchacho, Alan, que regenta una juguetería. Sin embargo las cosas en la tienda no funcionan muy bien y tendrá que cerrar el negocio para dedicarse a algo más «normal» y que nada tiene que ver con sus sueños. Todo cambia cuando una de las muñecas que tiene por reparar cobra vida. Es una historia en tono de cuento, de relato de hadas, fantástico pero que al mismo tiempo toca temas como lo difícil que es en la sociedad actual que alguien pueda cumplir sus sueños, el escaso valor que se le da a las cosas y el poco espacio que hay hacia la creatividad y la imaginación en el mundo de hoy. Pero aun así no deja de tener tono desenfadado y fantasioso de un cuento. Será un tomo a color de 45 páginas y saldrá de manos de Viaje a Bizancio que es la editorial que ha sacado los anteriores ganadores.

También nos pregunta : ¿Podríais dar consejo a novatos como nosotras sobre fanzines y otros? Hay varias opciones: podéis agruparos con otra gente interesada y hacer vuestro propio fanzine pero eso implica meterse en temas de maquetación y pagar la impresión. Otra opción es unirse a uno ya existente. Hay muchos y muy variados, de todo tipo de temática. Lo mejor es tratar de ponerse en contacto con ellos vía web y preguntar si hay hueco para vuestras historias. Algunos aceptan historias por capítulos y otros sólo one-shots. Normamente el espacio está limitado a unas 15-20 páginas por historia. Otra opción es acercarse a la zona de fanzines en cualquier salón y hablar con ellos personalmente. No sé, ¿hay algo que quieras saber en especial sobre ellos?

Helena nos pregunta: ¿Sabeis en cuanto queda autopublicarse un manga en una editora? La verdad es que no lo sabemos a ciencia cierta. No hemos autopublicado nunca más allá de hacernos unas fotocopias hace mucho tiempo XD Primero depende de si acudes a una editorial de autopublicación o directamente a una imprenta. Los precios son muy variables dependiendo de páginas, tirada, calidades, si es o no a color… La verdad es que no estamos muy puestos en el tema xD

Mc Alex pregunta: ¿Desde que edad dibuja Lola? ¿Cuantos años lleva practicando el dibujo? Lolita lleva dibujando casi desde que tiene memoria. Pero ha pasado épocas donde casi no ha dibujado nada o casi abandona el dibujo. Hace 2 años y medio se puso a ello en serio.

¿Cómo cuanto tiempo estuvo Miguel planeando El Sindrome del Hilo Enredado? El Hilo como tal es una historia bastante reciente aunque está basado en una viejo argumento que tenía en el cajón desde hace cinco o seis años. Pasé una temporada trabajando en una tienda de cómics como dependiente y las anécdotas que van surgiendo en el día a día dan para mucho, a eso le añadí los elementos de un dependiente amargado por un jefe cínico y malhumorado que no aguantaba la literatura comercial y la dueña de una mercería vecina que casi pasaba más tiempo con ellos que en su propia tienda. De aquella historia quedan los dos personajes secundarios: Ulises y Amelia y algún disparador de escena suelto.

Sin embargo, la historia como una sucesión de anécdotas no funcionaba y no encontraba un hilo conductor que la llevara así que la guardé en el cajón. En marzo de este año, hablando con Lola, opté por hacer muchas guiones muy diferentes para que eligiera el que más le gustara. Recordé esa vieja historia y el planteamiento inicial me salió muy fácil, en apenas unos días, e hice la trama de dos aspirantes a escritor. Pero se me quedaba un poco corta: así surgieron Alex y Marc como son ahora y le añadí el componente del bloqueo a ella para que hubiera un objetivo concreto que superar en la trama. Sus personalidades las tuve muy claras siempre desde el comienzo aunque Alex ha ido ganando un poco en locura según ha pasado el tiempo.

Luego han ido añadiéndose personajes y elementos según han surgido otras necesidades o simplemente se me han ocurrido. El esqueleto de la historia lo hice en una semana pero todo lo demás… pues es un proceso continuo en el que sigo añadiendo detallitos, guiños e ideas incluso a día de hoy. Nunca estoy del todo satisfecho con un guión así que sigo dándole vueltas de cuando en cuando por si se me ocurre algo más y aún se está tiempo de añadirlo.

Lois pregunta: ¿Nos podríais decir como se llama el programa que utlilizais para dibujar? El programa que usa Lolita es el Illust Studio de Celsys. Es una especie de versión avanzada del Manga Studio que además incorpora color.

Lony nos pregunta: ¿utilizais normalmente algun programa para crear fondos con perspectiva? Hasta ahora nada más allá de las reglas del IllustStudio. Pero Lolita se ha planteado que a lo mejor en algún momento dado podría ser útil un programa tipo Google Sketch para crear algún fondo que sea muy recurrente en la historia.

Tenshio pregunta: ¿Qué clase de tablet usa Lola? Una Cintiq 12WX de Wacom.

Lois pregunta: ¿Como se llaman los relatos y el juego de rol que escribió Miguel? El juego de rol se titula Rol Negro y lo hizo junto con un equipo de personas publicándose en 2005. La temática era estilo cine negro, con mafias, bandas en un hipotético distrito federal en el mediterráneo español. Relatos… la verdad es que legibles y que no le den vergüenza mostrar está «Los Héroes» que se publicó en la antología del primer premio Ovelles Electriques que se puede leer gratis en pdf en la página 144. Los demás son o muy antiguos o un poco lamentables y mejor que queden perdidos xD

Por último, applesita nos pregunta: ¿¿Miguel tambien dibuja y Lola tambien escribe?? Nop. Lola únicamente dibuja aunque sí tiene algunas historias propias pero Miguel es un zote absoluto con cualquier cosa que tenga que ver con hacer una figura reconocible con un lápiz y un papel xD

Tambien nos pregunta: ¿¿Al igual que los anteriores 3 ganadores ustedes son de origen español?? Sí. Lolita es de Granada y Miguel de Madrid.

—————-

Ya sabéis que tenéis disponible el email lolaldea@gmail.com por si nos queréis enviar cualquier cosa. Esperamos que os haya gustado el tochopost y nos despedimos hasta la semana que viene. ¡Ya tenemos ganas de leer vuestros comentarios!

6 comentarios

  • sandra_11 dice:

    Sois geniales os veré en la próxima entrada ,para la próxima entrada un tutorialillo no vendría mal 😛 , jaja ^^ ,saludos !

  • Holaa!! Recién estoy comenzando un «Studio» llamado «Kerezu Studio» con un antiguo compañero para crear manga, ilustraciones, etc y este post creo que nos va a servir de mucho en el tema de repartirnos el trabajo, sobre como desarrollar el guion, etc, muchas gracias :3
    Como dice Sandra_11: «para la próxima entrada un tutorialillo no vendría mal» jeje
    (tengo una preguntirijilla un poquito tonta. Me compre unas hojas de 125 gramos para realizar manga, pero son como brillantes, parecen como si fueran satinadas o algo así, ademas de ser muy lisas y no se si agarre la tinta china ¿es normal que sean así o es que compre unas hojas que no eran? jejeje
    Saludos y gracias :3

  • Mc Alex dice:

    Vaya pedazo de entrada!! o.o

    Genial :3

    ¿Que libros acostumbra a leer Miguel? Autores favoritos.
    Los mios son Stheven Hawking, Paul Lafarge y Paul Tabori, entre otros.

    La mayoria – si o es que todos- de los dibujantes son influenciados por otros dibujantes, frecuentemente son sus dibujantes favoritos,
    ¿Por quien se vio influenciada Lola?
    Mi influencia en una combinacion de muchos, pero siempre trato de darle un toque mio. :3

    Una cosa más,
    ¿Alguno de los dos ha leido un libro de Paul T. titulado «La historia de la estupidez humana? ¿Que opinan de el? Si no, no hay problema xD Yo y mis preguntas raras de nuevo xd

  • Trabajar en equipo…. Muy cierto, todo un tema………. ^^´´´

    En el grupo que trabajo, como el guión lo creamos entre los tres, mi tarea es diseñar las páginas, así que le aliviano un poco la carga a Ancel-senpai (la dibujante XD), pero a veces resulta un factor de demora extra.
    Desde que empecé a diseñar las páginas en el Photoshop se acabó el asunto de «no te entiendo nada!!!! O.o» (lo recomiendo fuertemente ^^ además de que se puede agrandar o achicar los dibujos, moverlos, añadir detalles o agregar y quitar cuadros sin tener que rehacer todo, se pueden mandar por correo electrónico…) Pero aún así siempre surgen discusiones de cómo hacer éste o aquél cuadro ^^

    Este post casi lo podría haber escrito yo misma XD salvo lo del calendario de trabajo, que buena falta nos hace jajaja XD muy interesante!!

  • C.A.E dice:

    ¿Qué tal las páginas del «hilo» con este puente?-..- (No se quien de los dos pone los nombres de vuestros cómics, pero son preciosos)
    Sino estáis muy ocupados podrías hacer un tuto de hacer páginas o tramas que la mayoria aquí vamos muy apurados-.-‘
    Y una duda técnica, como se hace para escribir (Ejemplo) devianart y al clicar vayas al enlace??
    ¡Hasta la semana que viene!

  • Nicco dice:

    Pues Miguel si que te gusta explayarte XD
    mejor asi, muy detallado y bien explicado
    con respecto al trabajar con guionista pues creo que es algo q tendre que plantearme tarde o temprano ya que si se gana es mucho trabajo para uno solo mas si tienes otras actividades en tu vida diaria
    un saludo y espero el proximo tochopost 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.