Lewis Trondheim y Matthieu Bonhomme: TEXAS COWBOYS

Todo comienza en un recóndito pueblo de Texas, con un cartel de SE BUSCA que promete una cuantiosa recompensa. Un solitario vaquero llamado Harvey Drinkwater lo arranca para tener un retrato del forajido que será su presa.

tc_2014-07-07_15-02-40

En estas que el sheriff asoma de su oficina y le increpa.

tc_2014-07-07_15-03-07

“¿Crees que tengo treinta mil carteles o qué?”, dice el sheriff. “¡Haz el favor de ponerlo donde estaba!”

“¿Cómo voy a reconocerle si no tengo el cartel?”, replica Drinkwater.

tc_2014-07-07_15-04-07

He aquí la primera página de TEXAS COWBOYS. A partir de ahí la cosa va a más. Luego se vuelve mejor todavía.

Pronto descubriremos que en realidad Drinkwater no es más que un apocado periodista de Boston que ha acudido a regañadientes al pueblo enviado por su jefe. Su historia se entrecruza con las de muchos otros pintorescos personajes en una obra coral que funciona tanto como homenaje como a un nivel paródico. Atentos a la sensacional estética pulp de sus páginas de apertura.


tc_2014-07-07_16-13-51

Entre sus protagonistas encontraremos también a un temido atracador de bancos, una bella y traumatizada jugadora de póker, un misterioso individuo que quiere aprender a hablar con los muertos… todo tiene cabida en el imaginativo Texas de Lewis Trondheim y Matthieu Bonhomme.

TC_2014-07-07_16-06-58

El nombre de Lewis Trondheim se ha convertido en un sinónimo de maestría en el ámbito del cómic. Lo más impresionante es la variedad de registros que abarca su obra. Tanto da si se embarca en la fantasías de lo más imaginativo, en historias costumbristas con tintes fantásticos o, como en el caso que nos ocupa, en historietas de vaqueros. A diferencia de sus personajes, a los que frecuentemente retrata como entrañables fracasados, el titán francés siempre sale vencedor.

Matthieu Bonhomme, por su parte, nos ha ofrecido ya maravillas como EL MARQUÉS DE ANAON (con Fabien Vehlmann) y EL ESPÍRITU PERDIDO (con Gwen De Bonneval). De hecho esta no es su primera colaboración con Trondheim. En OMNI-VISIBILIS pudimos ver ya lo sensacionalmente bien que funcionaba el dúo.

En definitiva, espectacular y tronchante. Desenfunden ahora o arrepiéntanse después.

[ Foto © Cy.P/Brüsel 2012 ]

.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.