Descubre La huella de Lorca a través de El Torres

La literatura y el mundo de la cultura perdieron demasiado pronto a uno de los grandes, a quien más allá de ser un poeta, fue un soñador de la cultura: Lorca, grande entre los grandes.

Atreverse en el mundo del cómic con este gigante, podría parecer excesivo, pero muy al contrario con Carlos Hernández y El Torres, uno no puede sino que congratularse con sus autores, que han sabido extraer la esencia de este gran poeta y trasladarla de forma brillante al lector. 

A través de pequeños retazos de su historia y sin pasiones desmedidas, los autores de Lorca nos proporcionan una, no solo certera visión del poeta, sino también una lectura fácil, objetiva y apasionante.

¿Cómo y por qué surge el proyecto La huella de Lorca?

La Huella de Lorca nació de la editorial. Álex Fernández, editor de Norma, me llamó un día. “¿Qué tal una biografía? ¿Qué tal Lorca?”. La verdad es que yo no las tenía todas conmigo. Soy un escritor de terror y fantasía, y una biografía es algo que está fuera de mi campo habitual. Así que al principio estuve reticente, me negué. Pero tenía muchas ganas de publicar una obra con Norma, y como no me pusieron ninguna traba a la hora de hacerlo como quería (es más, todo lo contrario), pues adelante.

lorca

¿Por qué un planteamiento de historias sueltas y no una historia ordenada cronológicamente?

Precisamente por mi interés en que no fuese una biografía al uso. Para hacer un buen cómic debe haber pausas, viñetas mudas, de situación, de escena. Resumir la vida de Lorca en un tebeo podría ser algo tan espantoso como esas estampitas con un dibujo y un cartucho inmenso explicativo en la parte de arriba. Eso no es narrativa de cómic, es una novela con ilustraciones. De eso precisamente estaba huyendo.

Así que tuve idea de hacer retazos sueltos, pequeñas historietas con Lorca como elemento común, como si estuvieses charlando con un grupo de amigos y cada uno contara una anécdota. Transmitir la vida del poeta mediante impresiones, no mediante un estudio. Pero tan grande es la figura del poeta que me daba cierto respeto afrontarlo directamente. Siempre quise hacer una historia con “protagonista ausente”, y este era el momento perfecto.

¿En el álbum se introduce la relación de la familia de Carlos Hernández con Lorca ¿Qué os ha aportado  esta relación a la novela gráfica?

La relación auténtica de la familia de Carlos fue tangencial. Pero lo fantástico es que nos ha dado el marco donde encajar las otras.  Si no, hubiera quedado un listado muy disperso, un anecdotario del que no extraerías ninguna conclusión al leerlo. Pero al tener esa familia granadina, tienes alguien con quien identificarte, un referente.

¿Cómo os habéis documentado?

Libros, muchos libros, muchos puntos de vista. Incluso le dedicamos un capítulo a uno de los investigadores máximos de Lorca, Gibson. Pero quedaron huecos aquí y allá, como un pequeño homenaje a Penon. Carlos se sumergió en la documentación de una forma que daba hasta miedo.

Sin embargo, tenemos la suerte de estar en Andalucía, y hay muchas historias apócrifas, anécdotas inventadas o reales que se comentan aquí y allá, que son realmente la huella de Lorca. Esa fue otra de nuestras fuentes de inspiración, e intentamos transmitir esa impresión de “tradición oral” en el tebeo.

Antes de hacer este álbum ¿Ya os sentíais atraídos por la obra de Lorca?

Es imposible no vivir en el Sur y que Lorca no aparezca en tu vida en un momento u otro. Lo malo es cómo nos lo intentan vender. Y lo digo con toda la intención, porque a veces Lorca es una marca registrada, y otras un ariete político, y las más de las veces un peñazo obligatorio a leer en clases de instituto. Y no es así. Lorca es fresco, es vital, desgarrador, divertido, iluminador. Hay que presentarlo sin prejuicios,  aproximarse a él sin intenciones académicas ni políticas, sino simplemente por puro placer de disfrute. Creo que así le habría gustado a Federico.

picLa novela plantea 12 situaciones, ¿Por qué elegís estos momentos concretos?

Había cosas que debían aparecer: los años de la Residencia de Estudiantes, la amistad con Dalí y Buñuel, su viaje a Nueva York, La Barraca… Y cosas que quisimos evitar, como mostrarlo escribiendo. Un acto tan íntimo… no se nos ocurría cómo ponerlo sin que fuese un cliché. Luego, hay partes que yo creía muy necesarias, donde Lorca no aparece más que mencionado, pero que nos dan una idea de su impronta.  Queríamos mostrar el ambiente que le rodeaba y cómo afectaba al mismo Federico .

Lo curioso… es que no hemos podido usar ningún verso de Federico en el libro, excepto unos populares que recopiló. Aunque sea un poeta universal, hay derechos de autor sobre su obra.

Todas las narraciones ¿son reales o hay una parte inventada?.¿ Como llegáis a tener conocimiento de estas historias?

Como todo relato, todo es una gran mentira sobre una realidad, ajustada para conseguir un efecto dramático. Hay mucho basado en la realidad, por decirlo así, y hay palabras textuales recogidas de diarios y declaraciones.  La Huella de Lorca es una obra, y perdón por decirlo así, poética.

Sí, hay personajes, como el grupo que se reúne en un bar de Granada, totalmente irreales, pero sí basados en personajes reales que hemos visto, incluso hoy día. No hay ningún personaje que esté ahí porque sí. Si no es un personaje directamente basado en uno real, es una amalgama de varios. 

Hay una clara denuncia  del olvido de la ciudad de Granada con su poeta ¿Habéis presentado esta novela en granada? ¿Ha habido alguna reacción?

No la hemos presentado de forma “oficial”, pero la acogida entre los lectores granadinos ha sido entusiasta. No hay una Granada única, pero sí es cierto que varios estamentos estaban más tranquilos dándole la espalda al poeta o extrayendo réditos políticos. Me duele ver la máquina del dinero y la política machacando a Lorca.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

Uno con los que tengo mucha ilusión es uno pedido por Dibbuks con Jesús Alonso Iglesias, sobre un asesino en serie con las obras de Gaudí como trasfondo. Sí, algo muy retorcido, pero que será un gran tebeo. Además, estoy muy involucrado con Amigo Cómics, que acaba de dar sus primeros pasos. Una pequeña editorial que publica directamente en Estados Unidos, toda una apuesta de locos.

 

 

You may also like...

1 Response

  1. Carlos Hernandez dice:

    Erratum: La huella de Lorca se presentó oficialmente en Granada durante la XXX Feria del libro, el domingo 8 de mayo de 2011, y fue el libro más vendido en los tres primeros días de la feria según su director: http://www.juntadeandalucia.es/cultura/ba/documentos/noticias/programacion_flgr_2011.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.