Milo Manara: «El erotismo es la energía que mueve el universo»

Hablar de Milo Manara, es hablar de uno de los grandes de la narración gráfica, posiblemente el que mejor ha dibujado a las mujeres. En esta entrevista, realizada durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona, descubrimos a un hombre cultivado, con unas ganas tremendas de vivir la vida, comprometido y que, con sus 70 años, no ha perdido un ápice de ilusión por la vida.

En su carrera como dibujante, ha tenido grandes compañeros de aventura entre los que destaca Hugo Pratt, del que nos hace una remembranza cargada de afecto y con la que nos permite conocer a quien fue otro de los grandes del cómic.

Apasionado y apasionante, Milo Manara, nos proporciona motivos de reflexión mediante sus palabras, y concluye la entrevista con su visión de Los Borgia, su última obra publicada en España, con guiones de Jodorowsky. Una visión con la que podremos realizar una segunda lectura, en la que sin duda ganará en interés.

Milo Manara firmando en el Salón del Cómic 2012

¿Cómo definiría el erotismo Milo Manara? ¿Y cómo considera que ha evolucionado en los últimos años?

La verdad es que esta es una pregunta enorme. Yo definiría el erotismo como lo hacían los antiguos griegos, Eros contra Tanatos. El Eros es la fuerza vital, es la que permite que los árboles florezcan en primavera, la que permite que la vida siga existiendo, que las mujeres tengan la gran capacidad de seducción que tienen frente a los hombres; desde luego, es la que permite que haya uniones entre hombres y mujeres y que de ahí surjan los niños. El erotismo es la energía que mueve el universo.

Dante Alighieri, el poeta italiano que escribió la Divina Comedia, acabó cada uno de los tres actos de que consta la con la palabra «estrellas». Habla de que salimos y contemplamos las estrellas y cuando acaba el canto del Paraíso, dice que el amor es la fuerza que hace girar al sol y a todas las demás estrellas en el firmamento.

Los griegos utilizaban una única palabra para definir el amor físico y el amor espiritual, y esa palabra es la energía que mueve las estrellas, como ya se ha dicho.

También está la figura de Shiva de la mitología Hindú con su danza perenne, que es la que mueve el universo, y una de las grandes historias de amor. Uno de los grandes símbolos eróticos es su relación con Parvati, que es de sobra conocida.

Por tanto, erotismo equivale a vida. Poco a poco, según vamos envejeciendo, el erotismo, el Eros, se va debilitando y el Tanatos va siendo más fuerte. Llega el invierno y con él cae la noche. La verdad es que, aunque eso sea lo que se dice, no es cierto que con el paso del tiempo, que con la edad, se vaya calmando el apetito sexual o el erotismo, se calma quizás la forma de percibirlo.

Ahora, al llegar a determinadas edades, se empieza a prestar mas atención a la seducción en sí, cobra mayor importancia no tanto el acto físico, como un acto mucho más contemplativo, que sigue teniendo una gran fuerza, en el que el Eros conserva su energía intacta a pesar de la edad , a pesar de que se llegue a edades como la mía, de 70 años e incluso más.

Creo que el principal cambio que se ha producido en cuanto a la concepción del erotismo, se produjo entre 1968 y 1970, hubo un cambio en las tendencias y en las tradiciones de la sociedad. Se pasó a una serie de libertades, y esas libertades incluyeron las libertades sexuales.

A primeros de los 60, e incluso a finales del los 50, en Europa estábamos más cerca las sociedades de los talibanes, que de los hombres que somos hoy en día. Las vestimentas de aquella época, las relaciones interpersonales, sobre todo entre estudiantes, han evolucionado muchísimo con el paso del tiempo. Han ido cambiando las costumbres, ha sido más un cambio de costumbres que de políticas, pero ha sido un gran cambio. Este cambio, ayudado por cierta libertad en el comportamiento sexual, ha favorecido el desarrollo, no solo de este nuevo tipo de relaciones personales , sino de la literatura de carácter pornográfico y de los cómics de carácter pornográfico.

Hay un libro titulado en italiano Porci con le ali que ha sido, en gran medida, la base de la evolución de las relaciones eróticas entre los distintos géneros, sobre todo en las parejas de jóvenes, en las que ha habido un impulso a favor del desarrollo.

Creo que hoy en día incluso el erotismo sirve para impulsar el descubrimiento de nuevos avances tecnológicos. La pornografía fue la primera utilidad que se le dio a las fotografías sacadas con las máquinas Polaroid. La primera utilidad que se le dio a las cámaras de video, fue rodar películas porno, porque antes, con las cámaras tradicionales de cine, había que llevar esas películas a revelar y nadie tenía muchas ganas de hacer una película pornográfica si luego tenía que llevarlas a revelar y tenían que pasar por las manos de otra persona. El primer uso que se le ha dado también a internet ha sido la pornografía, y eso demuestra el deseo y la necesidad que tenemos los seres humanos de sexo, de la pornografía y del erotismo.

A esta pregunta que me has planteado se pueden dar dos tipos de respuesta, una respuesta seria, apasionada y partícipe, y una respuesta puramente comercial. Si alguien te pregunta «¿quieres porno?» y te das dos kilos de revistas, ya está, ya has cubierto directamente la necesidad y ese es un tipo de respuesta, que es la comercial. Pero si realmente quieres responder de una manera más delicada y partícipe, tienes que pensar en el distinto grado de implicación que puede haber.

El cambio que se ha producido en la concepción del erotismo, es sobre todo mas de carácter comercial, que de calidad, y espero que los dibujos y los cómics sean algo que permita apelar al erotismo de las capas superiores del intelecto, más al intelecto que al cuerpo. Más que nada lo digo porque con el dibujo tienes que hacer un ejercicio, tienes que creerte que esos dos trazos que estás haciendo, esas dos imágenes, son en realidad dos cuerpos, necesitas un grado de participación mayor que en el caso del cine o de la fotografía, donde realmente ves reflejados dos cuerpos humanos. Necesitas, en el caso del cómic, una intermediación, necesitas que tu intelecto imagine que lo que está viendo son realmente dos cuerpos, por tanto, repito, creo que los dibujos se dirigen al plano superior de la psique, el grado de erotismo está en la parte superior de nuestros cerebros y yo creo que ese es el papel que deben desempeñar.

En cualquier caso quiero que sepáis también que cambiaría absolutamente todas las imágenes pornográficas que hay en internet por un solo dibujo de Moebius.

Una de sus mejores obras es Verano Indio ¿Cómo fue su relación con Hugo Pratt?

La verdad es que mi relación con Hugo Pratt fue una relación enorme, una amistad prácticamente fraternal, en la que él desarrollaba el papel del hermano mayor. Sentía gran confianza al estar conmigo, porque él es veneciano y como buen veneciano le encantaba hablar con todo el mundo en su dialecto, si era posible. Estaba orgulloso de su lengua, porque, de hecho, el dialecto veneciano es prácticamente una lengua en sí misma, igual que lo es el dialecto napolitano. En Italia hay una gran diferencia en la forma de hablar nuestra lengua en las distintas ciudades, y cada uno está orgulloso de su forma de hablar y más orgullosos que ninguno están los venecianos de su dialecto, de su forma de hablar. Más que nada porque Venecia está separada del continente por una franja de mar y es una de las ciudades más bonitas que existen, Pratt como buen veneciano estaba orgulloso de su venecianidad, si es que se puede decir así.

Como yo vengo de una ciudad cercana a Venecia, nosotros hablábamos en el dialecto véneto y el podía hablar conmigo en su dialecto natal y se sentía realmente muy cómodo. Podía hablar tranquilamente conmigo, porque sabía que le iba a entender. Además, también como buen veneciano, Pratt no tenía carnet de conducir y yo sí, así que yo era el que ponía a su disposición tanto el coche, como el carnet para nuestros viajes por toda Europa.

Viajar con él era realmente muy divertido, porque era un tipo extraordinariamente simpático, aunque también era muy difícil y duro, porque para él, la libertad primaba por encima de todas las cosas, y no soportaba que se le pusiera ningún tipo de límite a su libertad. Siempre decía que lo que más le gustaba de mí, es que yo siembre sabía cuando tenía que largarme y dejarle solo y que siempre me iba antes de que las cosas saltaran por los aires, antes de que hubiese algún tipo de problema.

Recuerdo también que cuando veníamos a España en nuestros viajes, justo antes de volvernos de vuelta a casa, lo último que hacíamos siempre era ir a comprar cintas de música, casetes, porque en aquella época no había CD. En el caso de España, nos comprábamos por ejemplo todas las obras de Manuel de Falla, «El sombrero de tres picos», «El concierto de Aranjuez», etc, y las poníamos a todo volumen en el coche, para llevarnos en nuestro viaje de vuelta un pedacito de España que nos acompañase en el trayecto.

Él, además, había vivido muchos años en Argentina y hablaba gallego, no castellano, sino el gallego que dicen los argentinos. Cuando íbamos a locales de cante hondo siempre preguntaban si alguien tenía alguna petición y él intervenía y decía: “Sí, quiero algo de caracoles, serrana, etc.“ y le decían es usted argentino y sabe de lo que habla. No era argentino, pero había aprendido a hablar castellano en Argentina y lo hablaba perfectamente, pero con ese acento. También hablaba muy bien francés, inglés e incluso suajili, se sentía como en casa en cualquier rincón del mundo.

Además era un hombre voluminoso, digamos que grueso, era un gran comedor y cada vez que íbamos a un restaurante, bien fuera un restaurante oriental o un restaurante de tapas, siempre pedía la carta, la miraba y decía: “Póngame dos de todo lo que hay en la carta”. Era un gran comedor y eso le llevo quizás a una muerte prematura, no había cumplido ni siquiera 70 años, tenía 68 o 69, no estoy seguro, pero es que era un hombre sin normas, sin límites, bebía, cantaba, fumaba, comía, hacía todo lo que le venía en gana, era un espíritu libre, era un gran hombre y un gran compañero, con un carácter un tanto anárquico.

La verdad es que tengo que reconocer que buena parte de mi visión del mundo deriva de todo lo que me enseño Hugo Pratt.

En cuanto a nuestra colaboración, él tenía muchísimos guiones y muchísimas historias que no tenía tiempo de dibujar, y creó dos de esos guiones para mí. Incluso teníamos un tercero, que lamentablemente no acabó de desarrollarse, no acabamos de plasmarlo, y fue una pena. Pero las aventuras que vivimos, me satisficieron mucho, y lamento que no se pueda continuar ese último proyecto, pero ambos disfrutamos enormemente de nuestra colaboración mutua.

¿Por qué nunca llego a hacer una película con Fellini?

Yo soy un hombre de diseño, no me he planteado nunca dedicarme al cine. Fellini nació como dibujante, sentía una gran pasión por el dibujo, y ese era nuestro punto de encuentro. Jamás se me pasó por la cabeza dedicarme al cine.

Sí colaboré con Fellini, hice varias cosas con él, como carteles para algunas de sus películas. Él incluso escribió el guión para dos cómics que yo dibujé, aunque el participó mucho en todo el proceso. Asistí también al rodaje de muchas de sus películas y era una relación muy especial, era una situación muy especial la que se vivía allí. Pero hacer cine es algo que no se me pasa por la cabeza.

¿Cuál cree que debe ser el papel del cómic en la sociedad y en qué medida puede cambiar conceptos?

No sé si el cómic tiene la posibilidad de cambiar la sociedad, pero cuando empecé a hacer cómic, pensaba que el arte figurativo ya no tenía ningún papel en la sociedad o casi ningún papel en la sociedad. Yo comparo el arte figurativo con los caballos, durante siglos y siglos los caballos fueron la única forma de moverse, la única fuente de energía, el único arma en la guerra y, posteriormente, con la invención del motor, el caballo pierde su papel. Aún hay caballos, aún nos divertimos con ellos, pero en la sociedad ya ha pasado su tiempo, con el motor, ya no son necesarios. Lo mismo sucede con el arte figurativo, durante siglos fue la única fuente de imágenes, eran los reportajes, era la literatura, era cualquier cosa. Más tarde con la invención de la máquina de fotos y de las cámaras de video, el papel que tenía el arte figurativo en la sociedad, fue heredado por estos nuevos medios.

Al contrario, los cómics tienen importancia, porque son un arte en serie, se pueden producir en masa, no están numerados, el libro número uno y el libro un millón son exactamente iguales, incluso el valor del libro tiene un precio fijo, mientras que en el arte figurativo nadie sabe quién pone los precios, si es el crítico el que dice cuánto vale un cuadro, una obra, siempre es una cuestión de los críticos, pero para nosotros, el público, es un misterio.

Creo que el papel que tenía el arte figurativo, ha sido heredado en parte por otros medios, mayormente por el cine y la fotografía, pero también en una pequeña parte por el cómic.

Vinculado políticamente a la izquierda ¿Qué piensa de la actual situación y especialmente de la situación de Italia?

En mi opinión, la situación política es la misma en Italia, España, Grecia e incluso Francia, Alemania o Estados Unidos y es que todos nos hemos equivocado de camino, nos hemos dejado dominar por las finanzas.

Hay muy pocas personas en el mundo que tienen mucho poder y esto no se puede aceptar. Nuestra vida debe depender de nuestro trabajo, de la posibilidad que tenemos en el mundo de dar algo, de vivir a través de nuestro trabajo y no esperando las decisiones de unas pocas personas, que deciden si somos ricos o si somos pobres, esto es una locura y no consigo comprender cómo podemos seguir aceptando algo así.

Los especuladores deberían ser considerados ilegales, no es aceptable, no es posible que una persona con una llamada de teléfono ponga de rodillas a la gente de la calle, en una fabrica, en Italia, en España. Si no fuera dramático sería ridículo, es muy absurdo, es ridículo.

Esto es lo que yo pienso y no soy el único. En España existe el movimiento de los indignados, el «Occupy Wall Street» en Estados Unidos, el movimiento del 1%. En todo el mundo hay movimientos de este tipo, incluso en América latina. Argentina tuvo que enfrentarse a este problema y en el último momento decidió no pagar la deuda.

Realmente nos hemos equivocado de camino. Debemos parar, volver atrás y coger el camino correcto. Da igual quien gane o pierda las elecciones, hay que cambiar de camino.

¿Qué piensa Milo Manara de la evolución en los últimos años de la mujer hacia una mujer más andrógina?

Las mujeres ahora son muy femeninas. La evolución del cuerpo de la mujer, igual que la del hombre, es una evolución que nace de la historia. Si vemos las estatuas griegas, que eran imágenes de la perfección de las mujeres, se ha producido un gran cambio respecto al cuerpo de hoy en día.

Si vamos al 1600, las mujeres de Rubens estaban llenas de celulitis porque se consideraba que la celulitis era algo muy femenino, incluso se consideraba erótico. Ahora el tipo de vida que llevan las mujeres es diferente, son mucho más activas físicamente, hacen deporte, corren como locas por los parques, ya no hacen esa vida sedentaria que llevaban las princesas de la época, que no se movían y eran gordas y flácidas.

Para mí, ahora mismo, la mujer es mucho más fascinante. Cuando veo algo de Rubens, tengo que volver con la mente a la época. Ahora mismo, las mujeres de Rubens se considerarían gordas y se les aconsejaría que hiciesen deporte.

Creo que son mucho más guapas las mujeres actuales. Las mujeres actuales son muy, muy femeninas, incluso en el campo de las mujeres andróginas. Por ejemplo, si tienes los pechos muy pronunciados, para mí son menos eróticos, porque me recuerdan a mi madre. Prefiero mujeres con los pechos pequeños, que no me recuerden la maternidad o la reproducción, sino que me hagan pensar en cosas mas divertidas para el cuerpo.

¿Cómo se ha documentado para realizar la obra de Los Borgia?

En primer lugar, el guión de Los Borgia es de Jorodowsky no es mío y fue él quien me propuso el tema y yo le he hecho con mucho placer.

Naturalmente, cuando se habla tanto en España como en Italia, porque los Borgia son de origen español, pero incluso en Italia, cuando alguien te dice Lucrecia Borgia, quinientos años después la gente aún se pone nerviosa, porque Lucrecia Borgia representa la perdición. Es una imagen muy muy fuerte y su historia es muy apasionante. Incluso a Maquiavelo le fascinó, y es de una gran modernidad.

El mismo criterio de los Borgia se puede aplicar al poder, porque el poder no está sujeto a leyes; el pueblo sí, y muy severamente. Los Borgia no estaban sujetos a la moral, pero el pueblo sí. En Italia esta situación se ve constantemente.Los Borgia (Edición integral)

Otro ejemplo es Strauss-Kahn, que tenía que ser el próximo presidente de la Republica Francesa, pero no. Existe esta dualidad de los vicios privados y las virtudes públicas. En público somos personas muy respetables, pero en privado no. Esta es una lección que nos llega de los Borgia.

César Borgia, Lucrecia Borgia, Jofre Borgia  llamaban tío el papa Borgia, no le llamaban papá, eran sus hijos, pero en público no podían decirlo por esta doble moral que Maquiavelo aconsejaba, decía que el príncipe está por encima de cualquier Ley. Pero el príncipe tiene que hacerse querer por el pueblo, cosa que César Borgia no hizo, era un hombre muy violento, trató fatal al pueblo. El pueblo entonces lo tenía mejor, porque hoy tenemos un arma que ellos no tenían, que es la televisión. La formación de la opinión se realiza a través de la prensa. En aquella época solo tenían el bastón, ahora tenemos el bastón, pero también tenernos la televisión, que es mucho mas potente que el bastón.

 Entrevista realizada por Marisol Hernández.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.