Las primeras veces nunca fueron fáciles

El guionista de Lydie y La anciana que nunca jugó al tenis vuelve a engancharnos con su personal estilo en Tamara: ¡Mi primera vez!, una historia sorprendente y tierna que te dejará muy buen sabor de boca. Se le unen Darasse, y a los lápices, Bosse, para hablarnos sobre los obstáculos de la adolescencia desde una óptica optimista. 

Tamara tiene 15 años, y es una chica alegre y de gran corazón, pero en los tormentosos años de la adolescencia, no todo está a su favor. Su padre es un cantante de ópera con el ego demasiado alto; sus compañeros del instituto se ríen de ella porque pesa unos veinte «kilitos» de más, y todo es demasiado inestable e incierto en una etapa de importantes cambios.

Pero lo peor llega cuando se enamora. ¿Qué posibilidad va a tener ella, la gordita de la clase, con Diego, la nueva sensación latina? Y más aún cuando trae de cabeza a todas las chicas guapas… Sorprendentemente, Tamara consigue captar la atención de Diego, pero esto no hará otra cosa que empeorar la situación y hacer que toda la clase se ponga en su contra. Aún así, nada de esto va a hundir a Tamara, que se va a armar de valor, y va a enfrentarse a todos los obstáculos: las dietas, las burlas de sus compañeros, la «primera vez»…

Risa tras risa, sorpresa tras sorpresa, con un dibujo de estética cartoon, pero sin abandonar el tono amargo propio de la adolescencia. Así es como Tamara: ¡Mi primera vez! explora temas como la adolescencia, el primer amor o las dificultades familiares, en una historia que emocionará tanto a los jóvenes que se encuentren en esa difícil edad, como a los adultos que quieran entender un poco más sobre la etapa más importante que vivieron en su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.