-“Wormwood, aún me pica tu gusanillo”(…)

La estética subversiva de tentáculos por todos lados, la obscenidad en los diálogos y el diseño inspirado en la ausencia de luz nos guía para cruzar la línea que traspasa del terror al humor y de la sensualida a la repulsión. Y Ben Templesmith se ha meado justo en la frontera.

Vamos pues a provocar incidentes interdimensionales con tintes de genocidio planetario. Gracias por confiar en nosotros. Mantenga el asiento en horizontal que enseguida le mandamos las bailarinas.

El número perfecto para viajar dicen que es el tres para ahorrarse las discordias y aquí tenemos un gran trío para viajar con ellas.

Sí, ellas en femenino porque en este segundo tomo indagamos en la identidad de Pendulum y es más asexual que la larva de Mr.Wormwood. Así conoceremos también algo más de la ex-stripper y actual guardiana Phoebe como también de la reina loca de los Leprechauns, no sin antes encariñarnos con la nueva receptáculo de nuestro maldito cadáver.

Anhelando que nuestros gamberros estén por una vez en el bando ganador, el creador se autoparodia en el reparto como el biógrafo del bastardo cefalópodo con guiños de los que sospechar. Se muestra inspirado este fiel pecador. Así que aquí va un pecado de regalo: ya que todos somos hermanos ante los ojos de Dios, que viva el incesto! M.A.D.Gregor!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.