Semana Indiana Jones,día 1

Esta semana se estrena Indiana Jones y el reino de la calavera de Cristal y en el blog hemos decidido dedicarle toda una semana para ponernos todos al día de todo lo que tenga que ver con este aventurero.

 

Exploradores ha habido siempre y no debería resultarnos extraño verlos en la gran pantalla ya que hace muchos años que tienen presencia en ella. Baste como ejemplo Las Minas del Rey Salomón o El Tesoro de Sierra Madre, incluso Casablanca. Todas ellas tienen los ingredientes típicos del género de aventuras y todas ellas tienen rasgos que después adaptará George Lucas en sus películas sobre el arqueólogo americano.

Pero, así como cuando pensamos en un detective, enseguida nos viene a la cabeza la figura de Humpfrey Bogart,  la gabardina, el sombrero de ala ancha, cuando pensamos en un arqueólogo nuestra primera ocurrencia es siempre para Harrison Ford corriendo frente a un canto rodado o lanzando su látigo a modo de liana al tiempo que hace algún comentario ingenioso; la figura desgarbada, el sombrero y el látigo han pasado de ser un  tópico a un icono.

Cuando George Lucas se decidió a poner en marcha su primera película sobre Indiana Jones, las películas de aventuras habían caído en desuso llevarlas otra vez a la pantalla parecía un asunto de cierto riesgo. Esto le obligó a compaginar esta idea con el montaje de la Trilogía inicial de Star Wars ya que en principio nada auguraba un futuro tan esplendoroso para esta saga arqueológica.

Pero, nada más lejos de la realidad, Indiana Jones y el Arca Perdida supuso una revolución del género que se tradujo en diversos premios de la Academia del cine, amén de muchos otros en tantos certámenes como se presentó. Además resultó un éxito apabullante de taquilla que la situó entre las veinte películas más taquilleras de la historia del cine.

El secreto de su éxito radica en haber reescrito el género mezclándolo consigo mismo: Indiana Jones es una película de exploradores pero también lo es piratas o de aviadores. Además, se nutre del  western y la influencia de las películas de espías fue determinante a la hora de configurar un personaje que llevara una doble vida: por un lado un intelectual reputado y por el otro un aventurero insaciable. El hecho de que se desarrolle por todo el mundo, a un ritmo trepidante, con ayudantes de diversas calañas, en paraísos inimaginables y en situaciones límites, tuvo a todas luces un efecto innovador sobre una base que en realidad resultaba muy ortodoxa.

A partir de ahí, las películas que la sucedieron llevan impreso el sello de Indiana Jones. Desde Tras el corazón verde a los Piratas del Caribe pasando por la Momia o Cocodrilo Dundee, todas ellas deudoras del legado de Lucas por planteamiento y desarrollo de las tramas, así como por la mezcla de géneros alumbraron un segundo advenimiento del cine de aventuras que había perdido el interés del público.

      

Aunque no todo queda ahí, porque el tópico del intelectual/aventurero, los lugares en los que desarrollan las aventuras, el marco histórico en el que se encuadran son tan atractivos, tan potentes que le han  permitido a Indiana Jones ser uno de los pioneros de la transversalidad, es decir saltar de la pantalla a otros géneros como los juegos para consola o los cómics.

El  último de consola ha sido Lego Indiana Jones pero tenemos que recordar que la adaptación a juego de ordenador data de muchos años atrás cuando pudimos disfrutar de Indiana Jones and the Fate of Atlantis para PC o incluso antes para Atari Riders of the Lost Ark,. Desde entonces, se han sucedido siempre con éxito diversas aventuras del Arqueólogo estrella de la Barnett College y ha servido de ejemplo a otros personajes como la archifamosa Lara Croft de Tomb Raider.

         

Y aún hay más porque Indiana Jones también dio el salto al mundo de la historieta incluso antes de darlo al cine porque Jim Steranko, creador del cómic Nick Furia, se encargó de hacer los bocetos que definirían el aspecto del personaje: su látigo, su sombrero y ropa de campaña. Primero fue Marvel quien en el año 1982 hizo saltar la liebre con una serie de números que recogían aventuras que, si bien no tenían su reflejo en las películas, guardaban el espíritu original de la saga. Luego por supuesto vinieron las adaptaciones de las películas, también a cargo de la Editorial Marvel, con distinta suerte por lo que se refiere a la fidelidad con las filmes.

        

Años después, a principios de los noventa, Dark Horse se hizo con los derechos del personaje y empezó a publicar sus aventuras en formato Cómic-book que después se recopilaron en el Ómnibus que Norma editorial publicó en fechas recientes, así como la adaptación a la historieta de la última película Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal,  que coincidiendo con el estreno de la película Norma editorial publicará el 22 de mayo.

 

Indiana Jones, un héroe de pies a cabeza, una fuente de inspiración para muchos artistas que han visto en esa figura, ese sombrero y ese látigo un ejemplo a seguir y que, a pesar del tiempo sigue siendo una referencia en muchos campos. Y ha vuelto. Junior Galante

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.