EL GRITO DEL PUEBLO 4: EL TESTAMENTO DE LAS RUINAS

EL GRITO DEL PUEBLO 4: EL TESTAMENTO DE LAS RUINAS

Autores: Jacques Tardi, Vautrin

Colección: TARDI

Serie: EL GRITO DEL PUEBLO

Formato: Cartoné + estuche

Tamaño: 28 x 24

Páginas: 80B/N

ISBN: 84-9814-289-X

PVP: 21,00 €

¡Último número!

El 3 de junio de 1871, Émile Zola, a propósito del pueblo de París, escribía: "El baño de sangre que acaba de sufrir acaso sea una horrible necesidad con que calmar algunas de sus fiebres. A partir de ahora le verán crecer en sabiduría y en esplendor".

Así concluye la última parte de EL GRITO DEL PUEBLO. Tardi y Vautrin narran el fin de uno de los capítulos más sangrientos de la Historia de Francia, son los últimos días de la Comuna.

Compartir en:

Tardi, Jacques
Tardi, Jacques

Nacido en Valence (Francia) el 30 de agosto de 1946, tras estudiar en la Academia de Bellas Artes en Lyon y en la Escuela de Artes Decorativas de París, se inicia en la historieta en 1969 en el mítico semanario Pilote con una historia de 6 páginas, Un cheval en hiver, con guión de Jean Giraud. Tras otras colaboraciones breves con diversos guionistas, en 1971 aparece su primera historia de continuará con guión de Pierre Christin, Rumeurs sur le Rouerge. Al año siguiente, con guión propio, lanza Adieu Brindavoine, donde ya perfila su estilo definitivo y su pasión por los años de la I Guerra Mundial, y cuyo protagonista, Lucien Brindavoine, reaparecerá como secundario en Adèle Blanc-Sec. En 1974 Dargaud, la editorial de Pilote, le publica directamente en álbum Le démon des glaces, de nuevo en colaboración con Christin, pero una serie de desacuerdos le hacen abandonar dicha casa. Ese mismo año, Futuropolis saca también directamente en álbum La veritable histoire du soldat inconnu, y en 1975 una historia rechazada por Dargaud, Un épisode banal de la guerre des trancheés, aparece como suplemento del diario Libération. En 1976 Casterman le edita el primer álbum de su serie más popular, Adèle Blanc-Sec, homenaje a los folletines de principios del siglo XX, de la realizaría hasta la fecha ocho títulos. Colabora en Metal Hurlant con varios episodios cortos de ciencia-ficción y la historia larga ambientada en la antigua Roma Polonius, con guión de Picaret, y en B.D., efímero semanario lanzado por Éditions du Square, con el relato policíaco Griffu, con guión de Manchette.

En 1978, al lanzar Casterman el mensual À Suivre, Tardi está presente desde el primer número con el surrealista Aqui Même, con guión de Jean-Claude Forest. En 1981 adapta en viñetas el detective Néstor Burma, creado literariamente por Léo Malet, en Niebla en el puente de Tolbiac, del que ilustraría otras cinco entregas. Sus siguientes obras incluyen La guerra de las trincheras (iniciado en 1982; versión definitiva en álbum en 1993), El exterminador de cucarachas (1983, guión de B.Legrand), Jeux pour mourir (1992, basado en la novela de Géo Charles Veran), La última guerra (1997), El soldado Varlot (1999, con Didier Daenincx) y La patada (2000, guión de Daniel Pennac). En 2001 inicia la saga El grito del pueblo en tres volúmenes, adaptada de la novela de Jean Vautrin, relatando la lucha de la Comuna Francesa. Uno de los grandes narradores gráficos franceses del último tercio de siglo, Tardi ha realizado numerosos trabajos gráficos aparte del cómic: portadas, ilustraciones, carteles, portafolios, etc., destacando especialmente sus ilustraciones para la edición de lujo de varias novelas de Louis-Ferdinand Céline, además de recibir importantes galardones a lo largo de su carrera, incluyendo el Gran Premio del Salón de Angoulême de 1985, año en que recibió la Orden de Caballero de las Artes y las Letras.

Leer más

TAMBIÉN TE GUSTARÁ...

EL GRITO DEL PUEBLO (Integral)LA GUERRA DE LAS TRINCHERASLAS EXTRAORDINARIAS AVENTURAS DE ADÈLE BLANC-SEC 1NIEBLA EN EL PUENTE DE TOLBIAC

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web.  

Como configurar Aceptar