La clave es una buena documentación

Cuando hablamos de la creación de fondos y del universo de la historia ya os avanzamos lo importante que es una buena documentación para que nuestra historia sea creíble. Sin embargo, dado que esta no debe focalizarse solo en crear escenarios que sitúen bien al lector, hemos creído necesario pararnos un momento y reflexionar sobre la necesidad de documentarnos bien para crear la mejor historia posible.

Una buena base para la pizza

Un guión no se sostiene por la mera sucesión de conflictos. Los conflictos son la clave para que la historia avance, pero la documentación lo es para que la historia sea consistente. Como la base de la pizza lo es para los ingredientes.

Guionista y dibujante deben construir un mundo verosímil y lleno de vida y eso solo se consigue documentándose mucho. Y cuando digo mucho, me refiero a todo lo que nos sea posible. No únicamente para la creación de fondos, sino también para las vestimentas, los gestos, los objetos que los protagonistas y secundarios usan en su día a día y que definen sus vidas; lo que comen, el modo en el que comen y cómo se relacionan con otras personas…

La expresión corporal debe mostrar cómo son los personajes, pero también debe reflejar las costumbres del país donde se sitúa la historia.

En el caso de Arashiyama mezclamos dos universos: el Japón contemporáneo y un Japón mucho más clásico. Así que os podéis hacer una idea de la cantidad de investigación que tenemos que hacer para conseguir que ambos mundos sean creíbles. No solo hemos viajado en varias ocasiones a Japón, sino que también nos hemos documentado sobre su cultura, idioma, ortografía, historia, simbologías, religiones, movimientos, flora, fauna y un largo, largo etcétera. ¡Menos mal que existen los libros e internet para estos menesteres!

Por supuesto, no todo sobre lo que nos hemos documentado aparecerá en Arahiyama, pero sin duda todo sobre lo que hemos investigado nos está permitiendo crear un universo rico en matices que esperamos que consiga envolveros cuando leáis la obra.

Los detalles que no hacen ruido

Elementos como pueden ser el estampado de un kimono, el tipo de comida o la arquitectura para algunos lectores no serán más que ambientación, a otros les permitirá situarse mejor en el universo y la época en la que ocurre la historia, y solo a los más entendidos en la materia les permitirá disfrutar de la historia a otro nivel.

La documentación en la vestimenta también es esencial para hacer creíble el universo.

Estos son los denominados detalles que no hacen ruido: los que podrían parecer innecesarios pero que en realidad son la clave para crear una capa adicional que permita la relectura de la obra y que cuentan algo más que la propia historia escrita. Un concepto que resulta esencial cuando narramos en viñetas, dado que la imagen debe transmitir tanto o más que las propias palabras.

Las viñetas deben narrar tanto como los globos de texto y, además, aportar elementos que los complementen y enriquezcan.

No realizar todo este trabajo de documentación podría dar como resultado una historia muy superficial y condenada al olvido. Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para ofrecer al lector una experiencia que quede grabada en su retina.

Integrar la documentación en la historia

Seguramente algunos estaréis pensando: “pero si mi manga es de humor, yo no necesito documentarme” o incluso “mi manga va a ocurrir en mi país. Ya sé todo lo que hay que saber”. No os equivoquéis: cualquier tipo de historia requiere de documentación. En el caso de Arashiyama es obvio porque nosotros somos occidentales y la historia ocurre en Kioto, pero incluso aunque ocurriera en nuestra ciudad natal, necesitaríamos documentación. Solo en el caso en el que estéis tratando un tema que conozcáis muy bien, no tendréis que poneros a investigar. Y aun así, eso solo querrá decir que ya hicisteis la tarea de documentación antes de poneros a dibujar, no que no sea necesario investigar.

No hay que desaprovechar ninguna oportunidad para introducir detalles que enriquezcan nuestra historia.

Por último, debéis tener siempre presente que el resultado de vuestras investigaciones para la historia deben integrarse bien en el argumento. Nunca deben verse las costuras de la historia. Explicar al lector por qué el kimono tiene tal o cual estampado, por qué se come en determinada postura o por qué se usan determinadas armas hará que nuestro manga parezca un libro de texto en lugar de una verdadera historia.

Sin una buena documentación, vuestra historia no acabará de despegar. Y sin un guión que avance por conflictos, estaríais creando una enciclopedia en lugar de una manga entretenido.

Los datos resultantes de nuestra investigación solo deben explicarse de forma directa al lector en contadas ocasiones. Como por ejemplo, cuando suponen una revelación para uno de los personajes de nuestra historia. El resto del tiempo deben ser una especie de atrezo que permita que los acontecimientos que narremos destaquen y atrapen al lector en cada página. Así que sed curiosos y buscad información sobre cualquier punto del universo de vuestra historia que os cause dudas. El resultado final de vuestro manga os lo agradecerá.

Para nosotros la documentación es un aspecto tan esencial de la creación que con los bocetos hechos y antes de pasar a entintar, volvemos a reunirnos para revisar que todo encaje en el universo y que los elementos culturales que manejamos sean los correctos y estén bien integrados en la historia. Para que os hagáis una idea más clara: podríamos decir que esta comprobación sirve para asegurarnos de que no hemos metido un coche en una historia ambientada en el oeste americano clásico y que se mantiene la integridad y consistencia del universo.

Y hasta aquí la entrada de hoy. ¿Pensabais que la documentación era algo tan importante a la hora de crear vuestras historias? ¿Qué parte del universo de vuestras historias os resulta más complicado de plasmar en viñetas?

1 comentario

  • Alonso dice:

    Hola! que tal fidel y dani, queria preguntarles sobre los fondos , especialmente a dani, que hago si el mundo en donde se desarrolla mi manga no es real?,es decir, con paisajes que normalmente no se verian en la realidad, quisiera saber sise aplica la misma tecnica de dibujar una especie de plano primero para no perderse xd, tambien tengo otra duda,en esto de los fondos, dani usas la tecnica de los puntos de fuga? si es asi me gustaia que hicieran una entrada de esto ya que no lo entiendo bien y se me complica mucho al dibujar las viñetas xd, gracias por su respuesta. Suerte

    Fidel & Dani: (Dani al habla)

    Buenas Alonso! gracias por comentarnos.
    Respondiendo a tu primera pregunta: Si el mundo en el que sucede tu historia no es real, tienes ventajas y desventajas a la vez. Lo bueno es que, como el mundo lo creas tú, puedes aplicar tus propias leyes (islotes flotantes, menor gravedad, océanos en el cielo,etc) y, si las configuras bien, el lector las aceptará. La desventaja es precisamente, que debes configurar todas estas leyes de manera coherente, y si utilizas algún recurso extraño, debes explicárselo al lector, ya sea con diálogos casuales de los personajes o incluso con croquis detallados. Y sí, para cualquier fondo, SIEMPRE es recomendable hacerte antes un plano del espacio donde sucede la acción.

    Y respondiendo a la segunda pregunta: Utilizo infinidad de sistemas para crear los fondos, entre ellas los puntos de fuga, sí, pero también uso fotografías de referencia, foto montajes, 3d… lo que haga falta con tal de que los fondos queden bien. El principal reto para llevar adelante un proyecto no es tenerlo todo super aprendido y preparado, sino tener la capacidad de conseguir sacar adelante esa viñeta que nunca te esperarías tener que hacer aprendiendo nuevas técnicas por el camino.

    Espero haberte sido de ayuda, un saludo!

Deja un comentario